Mamandurria

24 Jul

Al parecer, la actriz estelar Esperanza Aguirre opina que para adelgazar el estado elefantiásico que hemos creado, hemos de eliminar “mamandurrias”, con lo cual no puedo estar más de acuerdo. Analicemos el asunto.

Según la RAE, “mamandurria” viene de “mamar” y significa “Sueldo que se disfruta sin merecerlo, sinecura, ganga permanente“. Éso es precisamente lo que parece ser todo el tinglado político que se han montado esta casta parasitaria. Cuando esta mujer hace declaraciones, es evidente que provienen de un profundo conocimiento de la administración y nuestro sistema político, del cual lleva viviendo durante décadas.

La honorable aristócrata ha publicado su sueldo y el de todo su equipo en Septiembre de 2011 (hace ya un año) y los importes NETOS son considerables: Esperanza Aguirre: 5.825 Eur/mes, Jaime González: 5.905 Eur/mes, y así más o menos todos.

Pueden parecer sueldos justos, pero es que estos sueldos son BÁSICOS, ya que su remuneración total (que es lo que deberían publicar) nadie la sabe con certeza. Los ingresos completos provenientes de su actividad abarcan, además de su sueldo base, aspectos variados como la “asistencia a consejos de administración” de empresas públicas o las dietas, o vaya usted a saber qué más. Y, adicionalmente los gastos privados sin control que están sufragados por tarjetas de “representación” (como si ir fardando de cuenta corriente fuese algo necesario para una administración) y otras formas de justificación de gastos. Pues bien, todo ello tiene un centro neurálgico: la mamandurria de las empresas públicas (que dicho de paso, es un oxímoron).

Ésta es la auténtica razón de la proliferación de empresas públicas, es decir, crear una administración paralela a salvo de los “incómodos” funcionarios, pudiendo colocar así a toda su cohorte de inútiles con carné, repartiendo ínsulas sanchopancescas y  esquivando de paso los controles públicos para despilfarrar a gusto los recursos provenientes de los impuestos (pero que en virtud de ingeniería contable perversa, se escamoteaban de los déficit de las diversas administraciones). En toda esta orgía del despilfarro, desde el poder político central no se resistían al mamoneo, y a través de los consejos de administración se creaban infinidad de sueldos extra OPACOS que podían repartir entre las huestes mamandúrricas, las cuales lo agradecían estrujando sus cerebros para dar a luz argumentos demagógicos que mantuvieran a la vaca del partido bien gorda para poder seguir “mamando“. Ha sido una maquinaria perfecta (-mente perversa) que nos ha llevado a la más absurda de las situaciones, ya que el contrapoder de esta casta no es otro que la inamovilidad de los puestos de funcionario, auténtica barrera de defensa ante el poder omnímodo de los políticos, barrera que previamente se han encargado de desprestigiar, vilipendiar y maltratar para que el ciudadano (conscientes de su incultura, fomentada a través de la estrategia LOGSELey para Organizar Gañanes y que Sean Estúpidos de remate”) encima grite de placer ante semejante maniobra de opresión y latrocinio perfectamente organizada.

Señorías, si quieren regenerar este país, primero ELIMINEN el sector público empresarial. No digo “racionalizar” sino eliminar ya que sólo caben 3 posibilidades:

1-Que el servicio que presta sea directamente rentable social y contablemente, lo cual demanda una privatización inmediata y transparente. Hay que cederla al sector privado pero en régimen de competencia, que es la garantía de que genere bienestar en la sociedad, al contrario de lo que ha pasado con Iberia (tarifas High Cost, servicio Low Cost), Telefónica (mundialmente conocida como Timofónica) o las compañías eléctricas operantes en España, incluyendo las petrolíferas, que el único bienestar que han generado es el de su tremendo estrato directivo elefantiásico y dinosáurico. La iniciativa empresarial desde el sector público debe estar únicamente restringida a sectores que evidentemente estén completamente fuera del alcance del sector privado por su dimensión (como una agencia espacial o el CERN) y deben automáticamente entregarse al sector privado en cuanto éste se haya desarrollado suficiente como para que existan varias empresas que puedan prestarlo, y por tanto pueda haber competencia.

2-Que el servicio que preste sea rentable sólo socialmente, con lo cual deberían ser servicios integrados en las estructuras públicas correspondientes, asumiendo su funcionamiento como deficitario, financiando su prestación a través de los impuestos ingresados, llevando una contabilidad pública clara, y prestándolo a través de gente contratada en virtud de su mérito y capacidad al menor coste posible, es decir, funcionarios.

3-Que el servicio no sea rentable bajo ningún aspecto, lo cual es lo más frecuente, y donde lo procedente es simplemente la extinción inmediata. Aquí es donde se localiza el grueso de las mamandurrias de sus señorías chupóteros y que siempre cacarean que van a eliminar pero que nunca llegan a hacerlo por razones de mamoneo obvias.

El mantener el nivel irritante e inmoral de empresas públicas circulantes es lacerante para nuestro país. Un problema de solución urgente. Y es ahora cuando el cretino de guardia suelta aquello de “es el chocolate del loro” y todos nos echamos ya a reír. Porque incluso admitiendo que el importe de estas podas del pesebre político no vaya a solucionar el problema financiero por sí solas (lo cual es bastante discutible), ¿qué hay de su valor moral y psicológico en la ciudadanía? Es evidente que si la población percibe esfuerzo sincero de sus dirigentes, el grado de sintonía, de resonancia, de alineamiento del grueso de la población, puede obrar milagros, y es precisamente eso lo que necesitamos, algún milagro para salir de donde estamos.

Publiquen sus propias remuneraciones COMPLETAS, incluyendo TODO lo que se abona a sus señorías a cambio de sus servicio, racionalícenlas eliminando SUS mamandurrias, y luego, con toda la fuerza moral que ello les daría, recorten ustedes las coberturas de desempleo, las coberturas sanitarias, o lo que consideren necesario para cuadrar la cuentas.

Pero entiendan que si no lo hacen en este orden, el motín a bordo esté servido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: