Archivo | agosto, 2014

Conflicto árabe-israelí: análisis LOGSE

5 Ago

Este asunto es ya un clásico del manido argumento “no se puede generalizar” o el más manido aun “eso es ponerse de parte de unos u otros”. Pues bien, opino que ése es el momento en el que hay que generalizar precisamente y buscar argumentos globales sencillos para poder desbrozar la compleja realidad del día a día de lo que hacen unos y otros.

Sé que estoy proponiendo un análisis maniqueo, simplista, pero es que si te enzarzas en que si los palestinos hacen túneles que salen desde hospitales para meter terroristas y armamento en Israel, que si los Israelíes bombardean ese hospital, …, lo que hacen unos y otros siempre tiene una justificación en lo previo, y no se saca nunca nada en claro. Como todo es fruto del pasado, opino que hay que ir al inicio, a la raíz del asunto.

Descripción sencilla de los hechos:
A finales del siglo XIX surge el movimiento sionista que reclama la creación del Estado de Israel en el lugar que ocupó (Palestina) hace 3.000 años. Como resultado del genocidio practicado contra el pueblo judío en la II GM, se impulsa una resolución de Naciones Unidas que reconoce este derecho a crear el estado Israelí en las tierras de Palestina (protectorado británico entonces pero en retirada inminente), lo cual desemboca en la creación de Israel en 1.948 .

Análisis maniqueo:
La situación de la zona a lo largo de los siglos es resultado de los devenires políticos que le han afectado en todo su pasado, y si allí no había un estado judío desde tiempos casi inmemoriales, forzar así, por el artículo 33, la creación de uno, es simple y llanamente un error mayúsculo, por muchos judíos que hayan muerto exterminados en las cámaras de gas alemanas. Los Palestinos y los árabes en general no habían tenido nada que ver en la IIGM ni con el genocidio asociado. Sencillamente una cosa no justifica la otra.

Argumento inapelable y de profunda fundamentación jurídica: el que se fue a Sevilla, perdió su silla. Tendrían que haber creado el estado judío en Alemania, como reparación del genocidio, en lugar de en Palestina.

No tiene sentido intentar establecer de un día para otro, esquemas políticos superados hace siglos o milenios y que han sido fruto de guerras (un método habitual en el pasado para establecer consensos) porque eso es la semilla de más guerras. Vamos, es como lo que propone Esquerra Republicana o nuestro amigo Arthur More, para que lo pueda entender un español pero en lugar de 500 años, 3 milenios.

Así, concluyo que el conflicto árabe-israelí nunca se resolverá si no es con la desaparición de Israel mientras no pasen 3.000 años.

Me disculpen, por favor, pero es que me libré de la LOGSE sólo por 3 años y me ha llegado el rebufo.

Anuncios