Tag Archives: Rajoy

Mar de fondo

19 Jun

Gran parte de la gente sensata de este país (lo que coloquialmente se conoce como “derecha”) anda desesperada ante la evidente catástrofe económica que está garantizada cuando Podemos consiga el resto del poder que no ostenta ya (recordar que ya han conquistado una buena cuota municipal y autonómica). No logran explicarse cómo es posible que la gente no vea clara la catástrofe que se va a derivar del ascenso definitivo de Podemos.

Una cosa parecida está pasando a nivel europeo con el Brexit el cual es visto por casi cualquiera como una seria amenaza económica para todos y sin embargo es casi inevitable que se produzca.

¿Qué ocurre en Europa, nos hemos vuelto locos? Pues yo creo que sí, pero no de forma gratuita sino a causa del rescate bancario generalizado que se ha llevado a cabo. El coste en España de 60.000 millones de € que se estima que ha supuesto, no es nada comparado con el coste diferido y que aun no hemos pagado por haber roto con ese rescate la espina dorsal de la estabilidad del sistema social. Billones cuando no trillones, eso sí años después.

Hay una verdad en el sustrato mental colectivo que nos brinda una estabilidad social que muchos de los dirigentes de la élite no saben valorar debidamente: los menos pudientes (que es el 90% de la población) están convencidos de que su situación social inferior es consecuencia de su menor capacidad gestora respecto a la “upper class”. Aunque de boquilla se diga exactamente lo contrario, la realidad es que los “pobres” y la “clase media” confían en que “los ricos” lo sean en virtud de unas habilidades que ellos no poseen. No incendian las calles porque en el fondo creen que los que más tienen es, en general, porque se lo merecen.

Cuando llega la crisis bancaria y se empiezan a conocer que presidentes y consejeros de entidades financieras, así como políticos de todos los colores y lugares de origen, no sabían ni lo que se traían entre manos, realizando operaciones sin sentido o inversiones millonarias sin preguntarse mínimamente para qué servían para poder trincar una parte, y que nadie se arruina o entra en la cárcel por ello sino que, al revés, las consecuencias de todas esas estúpidas decisiones las tenemos ahora que reparar entre todos, se rompe este esquema mental que brindaba estabilidad social. Parece algo etéreo, pero no lo es, os lo aseguro.

Las poblaciones, como sumas estadísticas de seres individuales, tienen patrones de comportamiento como seres colectivos. El pueblo español no ha podido intervenir en las decisiones de las élites de autoprotegerse y tapar sus inmundicias, pero el pueblo reacciona. Tarde pero reacciona en algún momento de forma inexorable.

Y para que no nos quedemos en el aspecto exclusivamente patrio del análisis, ampliemos miras fuera de España.
Las instituciones europeas se estremecen ahora por el Brexit, pero nada dijeron cuando Fred Goodwin (50 años de edad por entonces), el banquero más odiado del Reino Unido, pactó con el Gobierno UK una pensión vitalicia anual de unas 700.000 libras pese a que durante su mandato el RBS necesitó 20.000 millones de libras de dinero público para poder sobrevivir. La manipulación del LIBOR por Barclays y otros bancos de la city se saldó con una multa simbólica comparada con los beneficios robados por ese método a un gran número de ahorradores de todo el mundo. En EEUU también tienen sus dosis de bancos gestionados por incompetentes (como Bank Of America y muchos otros) que salen ganando dinero a pesar de haber tomado decisiones muy, muy estúpidas. Suma y sigue.

Y es que es una corriente planetaria y no exagero. Se han hecho tales tropelías a la luz del día con el asunto bancario, que demasiado poco es que se salde con la bolivarización de España (Podemos), el Brexit,  los altercados de la Eurocopa y el ascenso del yihadismo. Es muy gordo el asunto y tiene que ver en el fondo con casi todo. Demos gracias que no acabe en algún evento de más calado y muchííííííísimo más dramático que lo que se teme que ocurra durante mes en España y UK.
Si por lo menos hubieran metido a un centenar de ellos en la cárcel, o que se hubiesen arruinado, la gente habría paliado su ira, habría sido tragable, pero tal cual se ha hecho en Europa, esta bomba tiene aún que explotar.

No hay que fijarse tanto en Hitler sino en las condiciones que provocaron que la gente se volviera tan ciega como para elegirle. En aquella ocasión también los bancos sembraron a Hitler como ahora siembran a Iglesias.
Así, igual que la crisis del 29′ (bancaria, especulativa y que acabaron pagando todos) generó una mar de fondo que años después y en otro lugar afloró en forma de un Hitler que, tras unos primeros años disimulando, acabó por hundir a Europa y el mundo entero en el abismo, la crisis bancaria del 2007 está aun larvada en las sociedades y el terremoto aun por explotar.

Espero estar muy equivocado.

Malpensado que soy

17 Abr

En la querella contra Bankia, sólo está UPyD, qué curioso. Ni IU, ni PSOE, ni PP, ni C’s, ni Podemos, ni …

Qué malpensado soy. Ni que UPyD fueran los únicos realmente comprometidos contra la impunidad y la corrupción de la casta.

¿Y qué tiene que ver la detención de Rodrigo Rato con la querella de Bankia? Pues mucho, porque una vez que sus congéneres políticos le ven herido por las querellas de UPyD, teniendo que pasear por los tribunales una y otra vez, como buenos traidores, le arrojan a los tiburones para calmar a la opinión pública adormilada, y encima pregonan el mensaje de “¿veis, si nosotros estamos limpios y detenemos a cualquiera que se corrompa?”. Saben que el “epañó” apenas tiene memoria ni raciocinio y cae en trampas tan burdas como ésta.

A Pujol lo ha tenido que denunciar UPyD, y eso que donde más representación tiene es en Madrid y no en Cataluña. Curiosamente C’s no ha interpuesto nada, y eso que ha nacido y crecido allí, rodeado de toda la trama Pujol. Claro, como Rajoy, que llevaba 18 años metido en un partido en el que circulaban sobres por todos lados pero él no vio nada.

Es que los de UPyD, como nadie les vota, se aburren. Y en su aburrimiento, les da por poner querellas, pero sólo por molicie, nada más. 25 llevan pero no oirás hablar de ellas en los grandes medios que apoyan a Podemos o a C’s, marionetas del sistema bipartidista que pretende cambiar los personajes sin que cambie la tramolla. Mientras, el resto de partidos andan contando los billetes, o en las sesiones de rayos UVA y spinning para poder salir más guapos en las entrevistas de los medios que les apoyan, o con sus Media Manager, o con sus Personal Trainners, …, para que la rueda de la corrupción siga girando. Tendrían que haberse gastado el dinero de las subvenciones y afiliados en asesores de imagen que les aconsejasen cómo dulcificar a Rosa Díez, tal vez creando un perfil de twitter como “Rs Dz” (a lo Pdr Snchz) o cambiándola por un bomboncito de 35 años (como la candidata de C’s para Madrid). Hay que desterrar a Rosa a Suiza y poner una actriz porno en su lugar. O un familiar de Miliki. Ése es el camino.

El votante español resulta que no perdona el descuido de imagen que exhibe Rosa Díez, pero sí perdonan la pasividad, la connivencia cuando no la implicación directa en la CORRUPCIÓN más descarada del resto de partidos.

¡Putos vagos de UPyD, en vez de hacer política, mira a qué se dedican!

¿Es que no se dan cuenta de que en España queremos discursos frescos, caras bonitas y buenas perchas para trajes, sin embargo ellos nos ofrecen limpiar España de ladrones?

¡Qué desfachatez, que desvergüenza, a la hoguera con ellos, ja, ja, ja!

¡¡¡Así desaparezcan y se vayan con la música de la honradez a otra parte!!!

¡ La culpa es de Merkel, que no nos deja gastar más !

17 Abr

Se repite en los mentideros que si ajustamos más el gasto público, pues se crearía más paro, y pasa a concluirse de forma inmediata, que entonces el problema tiene que solucionarlo la Merkel. Es decir, se está continuamente argumentando que recortar el gasto ya está agotado, y eso es FALSO.

Lo primero es que de ser absolutamente cierto el argumento del paro inducido por el recorte, entonces, bastaría con hacer lo contrario y contratar desde el sector público a todo quisqui, y arreglado. Es lo que podría denominarse “solución a la cubana”. Todo el mundo entiende que eso no daría ese resultado (bueno, si militas en Izquierda Unida o eres del gremio artístico, puede que no logres entenderlo).

Por si algún despistado de IU lee esto (los demás, pueden saltarse este párrafo), trataré de explicarlo por qué la solución “cubana” no funciona, y es que es que para pagar ese sueldo público a cambio de un trabajo que la sociedad no necesita (dado que partimos de la hipótesis que es un puesto público “recortable”, es decir, innecesario) hay que sustraer su importe bien de la sociedad directamente (impuestos) o bien del crédito disponible a las empresas (mediante deuda pública que sustrae ese importe del mercado de deuda privado), creando más paro aun. Para mantener 1 puesto de trabajo público poco útil, se genera más de 1 parado en el sector privado, con lo que el balance global es negativo. No hacer nada (que es a lo que nos ha acostumbrado ya Raj-hoy O’Mañana) es la peor opción.
Es decir, que el argumento no es si recortar o no (que creo que es evidente que no podemos seguir gastando más de lo que ingresamos en tasas del 70-80 % sobre lo que ingresamos, que es lo que está ocurriendo actualmente), sino de qué es lo que sobra y lo que no, incluso qué es lo que falta. Es decir, no es el qué sino el cómo.
Casi todo el mundo (ya he señalado el colectivo que me hace poner el “casi”) entiende que existe todavía mucho sector público que es es imprescindible eliminar porque crea mucho más paro con su mera existencia que el que generaría su extinción. Es más, la sensación que yo tengo es que se ha recortado en partidas que generan más empleo del que evitan (recortes contraproducentes) sólo porque no se perciben por la opinión pública analfabetoide imperante en España, mientras quedan aun muchas partidas del signo contrario (recortes imprescindibles) por suprimir.
Entre los recortes contraproducentes por brutales y más allá de lo razonable, están indudablemente las obras. Sí, lo has leído bien: Las obras públicas. Hemos pasado de hacer obras necesarias entremezcladas con aeropuertos como setas y AVE’s al Súper de la esquina, con paralizar TODO, absolutamente TODO (excepto el AVE absurdo a Galicia o el de Jaen sólo por la procedencia de la Ministro de Fomento, el Presidente del Gobierno o el Ministro de Hacienda, que ya es de traca). No se hace mantenimiento de casi nada, no se acometen obras productivas, …, porque seguimos decidiendo qué impulsar y qué no mediante criterios políticos, que si ya eran espurios en bonanza, ahora son gipollescos.
Entre los recortes pendientes está el ya tradicional sector de las empresas públicas paralelas, que son entes elefantiásicos sin control alguno sobre su actividad, …, a las que los políticos siguen protegiendo de la escabechina para poder conservar su trinque durante el vendaval. Mención especial merecen las TV públicas, que serán la “prueba del 9”: el día que eliminen esta evidente grasa del sector público, dejando exclusivamente un canal de noticias gubernamentales de función “BOE televisivo”, me creeré que realmente están haciendo los deberes.
Lo único que sí se les ha ocurrido en el minuto 1 es subir los impuestos, por supuesto.
Ante este panorama de inacción absoluta del poder, de agresión descarada por confiscación de los mermados réditos del esfuerzo para conservar sus múltiples corruptelas y clientelismos, lo único que nos salva de caer por el precipicio es el estabilizador automático del fraude, que provoca que  la mayoría de la masa laboral se vea abocada al trabajo sin cotización, lo cual corta los ingresos públicos por la vía de hecho, frenando así el despilfarro. Es una reacción que justifico de manera clara, por si a alguien le cabía alguna duda. La economía española se está liberalizando por sí sola, a pesar del poder.
Esta situación de fraude generalizado va perfectamente acompasada con los genes españoles ya que aunque todos de boquilla somos muy de izquierdas, la realidad es que todo españolito de pro es más liberal en el fondo que Jhon Wayne. Queremos hacer lo que nos dé la gana, y las normas nos estorban como vallas a un corredor de obstáculos. Queremos muchos servicios públicos pero con los impuestos de otros. Curioso que los grandes defensores de los servicios públicos son quienes no los pagan. El ejemplo más gracioso de esto último es el del mundillo de la “Cultura”, cuyos máximos representantes están siempre tras las pancartas de los sindicatos, pero luego se les pone el IVA al mismo tipo que pagamos los demás y se sienten completamente agredidos: no, hombre, no: Deberíamos de ver a Bardem (toda la estirpe), Almodóvar, Alejandro Sanz (este no porque anda por Miami), …, manifestándose de forma furibunda para que les suban los tipos impositivos si es que realmente creyeran firmemente en la bondad del servicio público. Eso sí sería coherente.
Mientras sigamos con decenas de TV públicas y los actores quejándose de pagar impuestos mientras viven de las subvenciones de ellas, y lo único que se les ocurra sea subir los impuestos, por favor y por decencia, dejen de echarle la culpa a la Merkel.

Pastón: sostenella y no enmendalla

1 Mar

Parece ser que denunciar que el AVE gallego es una inversión estúpida donde las haya, suele confundirse en todos los foros no ferroviarios (en los ferroviarios el consenso es casi absoluto) con que se hace un agravio comparativo con el resto de Comunidades.

Pues NO.

Los que estamos en contra de ese despilfarro NO queremos que no se invierta en Galicia, sino que no se haga en algo improductivo. Si esos 9000 millones de € que se van a dejar enterrados en Galicia se invirtieran:

-2.000 en mejorar las líneas ya existentes para poder dar un servicio razonablemente rápido y barato para pasajeros, y que permitiese la conexión en mercancías pesadas, habida cuenta de la existencia de una pedazo de autopista de última generación y 3 aeropuertos.

-1.000 para el mantenimiento en los siguientes 10 años de los ferrocarriles de toda Galicia.

-6.000 en otros menesteres más productivos (fomentos del empleo a base de deducciones a la Seguridad Social, préstamos blandos o a fondo perdido a “startups”, …)

Es decir, que no invertir en AVE no significa no invertir, aunque explicarle eso al cazurro habitual, que es el votante más abundante, excusa a esta pésima Ministro (la Pastón) para acometer el delito económico que está perpetrando con esas obras faraónicas y escasamente útiles a todas luces.

Y es que la Pastón insiste en su error. Tal vez porque tantos dijimos que al día siguiente de las elecciones gallegas iba a cancelar todas las inversiones (como ya hizo en Andalucía unos meses antes, justo al día siguiente de las elecciones que perdió el PP), tal vez por ese clamor, ahora se enroca en el “sostenella y no enmendalla” para que no se la vea tanto el plumero. Y es que a esta señora no la importa nada más que su trono, caiga quien caiga (manteniendo la larga tradición de ministros del ramo), dejando como unos ingenuos sin solución a quienes pensamos que esta crisis era de tal magnitud que iba a propiciar la racionalización de las decisiones políticas. No señor, nuestros dirigentes siguen viendo aun mucho margen, tanto como para seguir dilapidando el dinero de semejante forma. Mientras en otros lugares se ha impuesto el recorte bien entendido, es decir, el cuestionamiento de las inversiones para evitar los dispendios del pasado, en el oasis gallego siguen enterrándose educación, pensiones, sanidad, servicios públicos, …, oportunidades en definitiva para que nuestro país salga del hoyo, bajo las vías, en los túneles y en los puentes de semejante truño.

Ah, bueno, a la Pastón se le ha ocurrido la solución: convertir el montar en AVE en un derecho inalienable de todo hombre (“o mujer”, como diría machaconamente Stan/Loretta en La Vida de Brian, esa obra de arte cinemátográfica) eggpañol. Resulta que la Pastón quiere tapar el fracaso a todas luces de su antigestión, bajando las tarifas por debajo del coste, logrando así, perder cada vez más dinero de lo que ya perdía RENFE/Adif/chiringuitos variados, arruinando de paso al sector de transporte por autobús o avión (en este caso con la inestimable ayuda de los simpáticos ingleses de British Airways).

Quiere convertir el AVE en una especie de Dragon Khan en el que la gente “monte” en lugar de “utilizarlo para”, que es su razón de ser. De hecho, se rumorea por los mentideros, que para distraer del caso Bárcenas, la Pastón va a proponer una modificación del Art. 19 de la Constitución de la siguiente guisa: “Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular en AVE por el territorio nacional”. Será todo un éxito parlamentario. Lo estoy visualizando. Va a haber tremendos aplausos en el hemiciclo, sólo comparables a los vistos cuando el campeón de Rajhoy O’Mañana anunció solemnemente que “excluidas la ayudas a los bancos, el despilfarro del AVE gallego, los gastos de nuestros chiringuitos, los impagos flagrantes de servicios prestados, el sucio escaqueo del IVA a través del cambio del derecho pasivo, y los múltiples trucos contables perpetrados por la Intervención General del Estado para que mis cuentas salgan lo que tienen que salir, …,  el déficit ha sido el 6,7 % sobre el PIB“.

En esta filosofía de Arruinando Vamos a España (AVE), y de forma traidora y vergonzosa, ha metido un sibilino Art. 34 en la Ley de Emprendedores de la semana pasada que transmite toda la titularidad de los ferrocarriles estatales, a su chiringuito Adifero, con lo cual lo dota de más activos, para poder así endeudarlo más aun para seguir cometiendo despilfarros como el gallego. Ah, bueno, y de paso le da un sablazo a las cuentas del Estado, el cual pierde todo ese patrimonio, pero claro, eso a nadie le importa. No pasa nada. Todos muy tranquilos.

¿Qué tendrá que ver todo esto con los “emprendedores”? Ganas de tocar los mariachis, claro, porque somos un tiquismiquis y no captamos los altos designios de Mariano Rajhoy O’Mañana.

Como siempre, encima hemos de dar gracias, porque seguro que cuando pierdan las elecciones, pondremos a otro PEOR AUN. Es nuestro sino.

Rajoy: se rifa un torpedo

10 Oct

Convergence and Union

Rajoy siempre ha pasado por ser un hombre callado y contenido. Sensato en la expresiones verbales. Pero resulta que ayer nos regala declaraciones en las que arremete contra los “anhelos” de independencia catalanes.

En lugar de bravuconadas y fuegos de artificio, lo que tiene que hacer este gobierno con mayoría absoluta es aprobar una modificación de la Ley Electoral para que en la representación española central del Parlamento sea aplique la máxima de “una persona, un voto”, evitando así la ultra representación injustificada de la que viven estos partidos nazis minoritarios. Así lograría que CiU o el Partido NAZI-ONANISTA Vasco no puedan meterle en futuras elecciones el torpedo del que habla Rajoy por donde no brilla el sol. A él o al PSOE.

Claro, que esto implicaría que partidos como IU o UPyD pasarían a ser las futuras bisagras, pero son mucho mejores compañeros de viaje que un NAZI-ONANISTA español, que cuenta con el “Agravio Original” de serie en todos los modelos y versiones. Sería como transmutar a estos aprendices de Hitler en eunucos de voz aflautada.

Y para los que digan que éste no es el momento adecuado para abordar este problema, que los mercados nos acechan por motivos más perentorios, he de decirles que yerran de lado a lado, y que no ha habido momento mejor que éste. Es el momento perfecto: si algo podría dar confianza auténtica a los mercados en esta oleada de crítica feroz a casi todo lo español, es una medida de contundencia y visión a largo plazo como ésta. Pocas coyunturas han sido tan adecuadas como la actual.

Señor Rajoy, no entre en el juego de alharacas al que nos tiene acostumbrados los pequeños hitler nazi-onanistas, y haga cosas provechosas. No tenga miedo de que le reprochen que ya lo propusieron otros antes que usted (principalmente UPyD), porque el país actualmente está tan deseoso de cortarle las alas a los nazis, que nadie se acordará de eso, y pasará a la historia como el que le puso el cascabel al gato.

CÁRCEL, esto sólo se soluciona con cárcel

31 May

Tomando la palabra al recientemente descubierto neocomunista Rajoy, “hay que tomar medidas que puedan entrar en vigor en 24 h”. Pues en España, donde nos van a subir el IVA nuevamente, van a subir los impuestos sobre la gasolina, van a poner peajes en las carreteras libres, van a bajar las pensiones, van a aumentar la edad de jubilación, van a recortar las prestaciones sanitarias, van a rebajar la inversión en I+D, van a recortar el gasto en educación, …, van a pedirnos más esfuerzos a todos, mientras los manirrotos, delincuentes, irresponsables, …, que han arruinado al país a base de Cajas ruinosas, inversiones más ruinosas (financiadas por las cajas), se van de rositas, en esta monarquía bananera llamada España, lo que necesitamos los españoles a corto plazo es CÁRCEL. Sí, cárcel. Sé que es atávico, primitivo, y tal vez un poco demagogico, pero todo lo anterior se tragaría mucho mejor por el sufrido contribuyente/ciudadano/panoli de turno, si vemos en la tele a algún responsable de Caja de Ahorro, a algún Alcalde manirroto, a algún presidente de comunidad autónoma, a algún Interventor inútil que dio el visto bueno a la biblia del del delito contable que hemos redactado en España en los últimos 20 años, PASAR AL CALABOZO. La gente quiere, que digo QUEREMOS un poco de chivo expiatorio (que como es mundialmente conocido, es el mejor aqmigo del hombre). Será R. Rato, Blesa, Pablo Ruiz (CCLM), Roberto López (CAM), …, o algún alcalde como Pepe Barroso (Puerto Real), o Barreda (CLM), o algún desdichado de la multitud de Interventores públicos que han dado el visto bueno a las cuentas falsas de toda suerte de administraciones. Pueden echarlo al palito más corto, pero alguién hay que meter en la cárcel.

Del choteo de las comisiones urbanísticas sólo se acabó cogiendo al más caradura (al de Marbella) y entrullándolo. Yo lo llamo “efecto Lola Flores” o en términos técnicos “Ojo-que-si-a-ésta-la-han-empurado-qué-no-me-harán-a-mí”.

La gente no quiere blogs, ni palabras altisonantes. Sólo le vale ya la sangre. 24 horas. Un juez díscolo sólo necesita 24 h para liarla gordísima si se le dan los nombres y algún indicio.

Si Rajoy quiere salvar a los bancos con nuestro dinero y a la vez exprimirnos hasta que cantemos ópera, sólo le queda una opción: meter a 3-4 personas en la cárcel. Si no, lo de Grecia va a ser una fiesta Rave comparado con lo que va a pasar aquí.

He dicho.